¿Qué es un Plan de Pensiones? ¿Y un Plan de Previsión Asegurado? ¿Cómo mejoran mi fiscalidad?

Fiscal. Económico. Ventajas de contar con productos financieros que favorecen el ahorrro.

Existen productos financieros, como es el caso de los Planes de Pensiones o los Planes de Previsión Asegurado, que mediante aportaciones periódicas, permiten al interesado acceder a un capital con un tanto por cierto de rentabilidad sobre lo invertido, en el momento de la jubilación, o en caso de incapacidad o fallecimiento.

La diferencia existente entre los Planes de Previsión Asegurado y los Planes de Pensiones obedece a términos de rentabilidad. Mientras en los primeros la entidad financiera garantiza un tipo de interés, en los segundos éstos no ofrecen un rendimiento fijo, sino que su rentabilidad depende del comportamiento de los activos en los que se invierte y de la estrategia de la gestora del fondo en cuestión.

Con independencia de contar con uno u otro, este tipo de productos financieros de ahorro a largo plazo posibilitan complementar la pensión pública de jubilación, para no perder capacidad adquisitiva una vez finalizada la vida laboral.

A nivel fiscal, son los únicos productos de ahorro que tienen la gran ventaja fiscal de reducir la base imponible en el IRPF, es decir, reducen el importe de los impuestos que el contribuyente ha de pagar o aumentan el importe de la devolución de Hacienda, según el caso.

Hay que tener en cuenta que esta reducción de los tributos a pagar no es más que un diferimiento del pago del impuesto de la renta hasta el momento que puede “recuperar” el dinero, ya que tributan (independientemente del motivo del rescate) como rendimiento del capital del trabajo en la declaración de la renta.

Para más información, puede contactar con nuestros asesores en el 93 872 69 44 \ 91 278 31 94.

Noticias Recientes

Empiece a escribir y pulse la tecla “Enter”