Carga de la prueba de la acreditación de las dietas exceptuadas de gravamen en el IRPF

La Resolución nº 3972/2018, de 6 de noviembre de 2018, en unificación de criterio, aborda el problema de a quién corresponde presentar  los  justificantes  para  probar  la  realidad  de  los  gastos  de  las  dietas exceptuadas de gravamen.  Respecto de los gastos de locomoción de vehículos privados y los de manutención, es el pagador el que debe acreditarlos, pues a él le corresponde justificar el día y lugar del desplazamiento.

Ello no es obstáculo para que el perceptor pueda aportar voluntariamente la justificación de estos, si dispusiera de ella. En el caso de que los gastos de locomoción sean por el uso del transporte público o se trate de gastos de estancia, es el perceptor el que deberá justificarlos, al haber sido satisfechos por él, estando los justificantes expedidos a su nombre. Lo mismo cabría señalar de los gastos de aparcamiento o peaje en el caso de que se hubiese utilizado un vehículo privado.

No  obstante,  la  acreditación  de  la  vinculación  de  estos  gastos  con  la  actividad económica de la entidad pagadora corresponderá a esta última, pues a ella le atribuye la norma la carga de probar el día, lugar y motivo del desplazamiento, esto es, que los gastos  de  desplazamiento  de  los  empleados  obedezcan  a  razones  laborales  y  de organización de la actividad económica. Ello no es obstáculo para que el perceptor pueda aportar voluntariamente la justificación de tales circunstancias si dispusiera de ella.

Cuando el perceptor de las dietas no acreditara los gastos satisfechos por él dado que la documentación está en poder del pagador, o bien cuando el pagador reconoce la exoneración de las cantidades en el correspondiente modelo 190, la Administración debe  intentar  obtener  del  pagador  la  documentación  precisa  mediante  el  oportuno requerimiento.

Finalmente, si la Administración acredita que la relación del perceptor de las dietas con el pagador fuera tal que le permitiera tener acceso pleno a las pruebas requeridas para justificar  la  exención  de  las  dietas,  entonces  la  Administración  puede  dirigirse  al perceptor  para  recabarlas,  sin  obligación  de  requerir  al  pagador.  Actualmente, el Tribunal Supremo ha admitido recurso de casación sobre este asunto.

Para más información puede contactar con nuestros asesores en el 93 877 24 13  o en info@grosmonserrat.com

Noticias Recientes

Empiece a escribir y pulse la tecla “Enter”