Un nuevo Plan Anual de Control Tributario y Aduanero para 2018

Un nuevo Plan Anual de Control Tributario y Aduanero para 2018Fiscal. Ya están publicadas las directrices fijadas por la Administración entorno a la gestión tributaria y aduanera para este nuevo año 2018 que acaba de comenzar.

El BOE publicó el pasado 23 de enero la Resolución de la Dirección General de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, por la que se aprueban las directrices generales del Plan Anual de Control Tributario y Aduanero de 2018, que marcará las directrices que seguirá la Administración Tributaria para este año.

Entre las distintas líneas que se han fijado, podemos señalar:

1. La Agencia Tributaria pretende desarrollar un nuevo modelo de asistencia al contribuyente, que se materializará:

  • Se impulsarán los canales de asistencia al contribuyente por medios electrónicos y telefónicos.
  • Se incorporarán nuevas herramientas de asistencia, como el Asistente virtual.
  • Se prestará asistencia a los contribuyentes acogidos al Sistema de Suministro Inmediato de Información (SII).
  • Asistencia en la campaña de Renta.
  • Se potenciará y mejorará la aplicación móvil «Agencia Tributaria», ofreciendo nuevos servicios personalizados al contribuyente.
  • Se seguirá manteniendo la inclusión de avisos, en el documento de datos fiscales del IRPF, sobre todas aquellas fuentes de renta de que se tenga conocimiento con el fin de impulsar el cumplimiento voluntario.
  • Se impulsará el sistema de autocorrección de declaraciones de IRPF con solicitud de devolución.

2. La información recibida por la Agencia Tributaria se ha incrementado exponencialmente en el último año gracias a iniciativas como el SII o el proyecto CRS «Common Reporting Standard», lo que va a obligar optimizar el análisis de la información obtenida para garantizar la correcta tributación y declaración de las rentas procedentes de los diferentes sujetos.

3. El control del fraude en fase recaudatoria.

Se pretende, por tanto, adoptar una perspectiva más amplia de la gestión recaudatoria, de manera que, al definir las actuaciones a realizar, se tenga en cuenta el efecto inducido de la recaudación en el ámbito tributario.

4. Continuarán los intercambios de información sobre los datos censales más relevantes de los obligados tributarios a través del Censo Único Compartido establecido entre la Agencia Tributaria y las Administraciones tributarias de las Comunidades Autónoma.

Además de estos intercambios de información generales, se potenciarán los intercambios de información específicos sobre determinados hechos y operaciones.

Noticias Recientes

Empiece a escribir y pulse la tecla “Enter”