Obligaciones que conlleva el Impuesto sobre Patrimonio

El Impuesto sobre el Patrimonio es un tributo de carácter directo y naturaleza personal que grava el patrimonio neto de las personas físicas, entendiendo por patrimonio neto el conjunto de bienes y derechos de contenido económico, con deducción de las cargas y gravámenes que disminuyan su valor, así como de las deudas y obligaciones personales de las que su titular deba responder.

El Impuesto sobre el Patrimonio se aplica en todo el territorio nacional, y su rendimiento está cedido en su totalidad a las Comunidades Autónomas.

Como consecuencia de la cesión, las Comunidades Autónomas podrán asumir competen­cias normativas sobre el mínimo exento, el tipo de gravamen y las deducciones y bonificaciones de la cuota.

Este año se mantiene la obligación de presentar el Impuesto sobre el Patrimonio en el mismo plazo que la Declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Éste deberá presentarse si:

  •  Importe del patrimonio neto superior a 700.000 euros, o
  • Valor de bienes o derechos superior a 2.000.000 euros.

Según la Ley del Impuesto sobre el Patrimonio, están obligados a hacer frente a este impuesto los considerados sujetos pasivos por obligación personal, y los sujetos pasivos por obligación real.

Los primeros deberán declarar el conjunto de bienes y derechos de contenido económico de los que sean titulares a 31 de diciembre, con independencia del lugar donde se encuentren situados los bienes, por contrapartida, los sujetos pasivos por obligación real deberán declarar, exclusivamente, los bienes y derechos de los que sean titulares a 31 de diciembre, cuando los mismos estuvieran situados en territorio español.

Importante mencionar que las personas fallecidas durante el año en cualquier día anterior al 31 de diciembre no tienen obligación de declarar el Impuesto sobre el Patrimonio.

Con carácter general y de acuerdo con el artículo 4 de la Ley del Impuesto sobre el Patrimonio, están exentos del impuesto por ejemplo, la vivienda habitual del contribuyente, con un importe máximo de 300.000 euros, o los derechos derivados de la propiedad intelectual o industrial. Puede consultar el resto de exenciones aquí.

Las declaraciones del Impuesto sobre el Patrimonio 2017 deberán presentarse de forma obligatoria por vía telemática a través de Internet.

Si tiene cualquier duda o consulta al respecto, por favor no dude en contactar con nuestros asesores en el 93 872 69 44 o en el 91 278 31 94.

Noticias Recientes

Empiece a escribir y pulse la tecla “Enter”