Claves para la realización de facturas válidas en el IVA

A la hora de declarar el IVA a la Agencia Tributaria, de nuestras facturas emitidas y recibidas  mediante el  modelo 303, ya sea mensual o trimestral,  es importante que todas aquellas facturas que manejemos sean válidas, es decir, recojan todos los campos necesarios para poder realizar la deducción integra de las cuotas de IVA.

Que las facturas estén correctamente hechas tiene gran importancia, ya que puede ocurrir que la Agencia Tributaria no las acepte y tengamos que asumir un importe que en un principio no nos correspondería.

Es por ello que en este nuevo post vamos a recordar los aspectos básicos que debe tener cualquier factura que manejemos para cumplir con los requerimientos oportunos y en caso de no tener una factura recibida correcta, reclamárselo al acreedor o proveedor correspondiente.

  1. Número y, en su caso, serie. La numeración de las facturas dentro de cada serie será correlativa.
  2. La fecha de su expedición.
  3. Nombre y apellidos, razón o denominación social completa, tanto del obligado a expedir factura como del destinatario de las operaciones.
  4. Número de identificación fiscal atribuido por la Administración española o, en su caso, por la de otro Estado miembro de la Comunidad Europea, con el que ha realizado la operación el obligado a expedir la factura.
  5. Domicilio, tanto del obligado a expedir factura como del destinatario de las operaciones.
  6. Descripción de las operaciones, consignándose todos los datos necesarios para la determinación de la base imponible del impuesto, es decir, el importe total de la contraprestación, correspondiente a aquéllas y su importe, incluyendo el precio unitario sin impuesto de dichas operaciones, así como cualquier descuento o rebaja que no esté incluido en dicho precio unitario.
  7. El tipo impositivo del IVA y del recargo de equivalencia si procede, así como el porcentaje de retención en el IRPF igualmente si es que procede, como ocurre con los profesionales.
  8. La cuota tributaria que, en su caso, se repercuta, que deberá consignarse por separado.
  9. El importe total a pagar.
  10. La fecha en que se hayan efectuado las operaciones que se documentan o en la que, en su caso, se haya recibido el pago anticipado, siempre que se trate de una fecha distinta a la de expedición de la factura.

Recodarte que en el ejercicio de tu actividad profesional o empresarial, como establece la Ley General Tributaria en su El artículo 29.2, letra e) de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, deberás guardar durante un periodo de 4 años todas las facturas (emitidas y recibidas). Los diferentes documentos, en papel o formato electrónico, deberán conservarse de manera que sea legible y pueda garantizar la autenticidad, así como disponer de dichos documentos por parte de la Agencia Tributaria sin demora injustificada.

Para más información, puede contactar con nuestros asesores en el 93 872 69 44 o en el 91 27 8 31 94.

Noticias Recientes

Empiece a escribir y pulse la tecla “Enter”